Vanguardista en la cocina y clásico en el armario, hablamos de estilo y de gastronomía con este cacereño convertido por méritos propios buque insignia de nuestra cocina.

Soñaba con ser DJ, pero han sido los platos de restaurante y no los de discoteca los que le han dado el reconocimiento mundial. Nacido en Jarandilla de la Vera (Cáceres) y afincado en Denia, tres estrellas Michelin y un sinfín de premios avalan la tremenda personalidad culinaria de este chef. Pero lejos de la cocina, el estilo Dacosta es también muy reconocible: clásico, sofisticado y elegante. De comer, cocinar y vestir hablamos con él en esta entrevista.

Dónde disfrutas más, ¿en la cocina o en la mesa?
Me encanta comer, por eso hago viajes “imposibles” para conocer y disfrutar lo que se está haciendo en los lugares más interesantes del mundo. Es algo que me provoca infinito placer y forma parte de mi aprendizaje continuo como cocinero. En realidad no distingo entre estar sentado comiendo y cocinando porque considero que forma parte de mi vida y oficio. Pero donde más disfruto y me expreso es en mi cocina, del proceso de crear un plato nuevo. Ahí se genera una energía emocional y vital muy especial y difícil de explicar.

¿Has llegado ya con tu cocina donde querías llegar?
Cuando empecé  a los 14 años en una cocina no fue precisamente por ambición. El día que verdaderamente decidí dedicarme profesionalmente a la cocina, soñé con tener mi propio restaurante y ganarme la vida de manera humilde, no tenía más que ese sencillo sueño y lo he conseguido. Ahora bien, en este momento el objetivo no es llegar a algo sino ser feliz cada minuto. Vivo trabajando intensamente y disfruto cada segundo de este sueño que es cocinar.

¿A quién te ha hecho más ilusión dar de comer?
He dado de comer a muchas personas que admiro. Por ejemplo, en la temporada pasada di  de comer a unos señores de muy avanzada edad que vinieron a conocer en primera persona lo que hago en Denia, y lo hicieron con una apertura mental inusual. Me enfrenté  a ese momento con muchísimo respeto. Fue maravilloso hablar al final con ellos y escucharles decir que había sido la mejor comida y experiencia de sus vidas. Seguramente hayan vivido multitud de momentos buenos y malos y me halaga que la experiencia en Denia la recuerden como una de las mejores de su vida. Su felicidad me conmovió, esos momentos hacen que  veas recompensada tu carrera profesional.

¿A quién te encantaría dar de comer y aún no lo has hecho?
Me hubiera encantado dar de comer a Pablo Picasso, el “artista total” para mí. Y sobre todo me encantaría haberme tomado un vino y charlar largo con él después. También se quedó  en el camino la posibilidad de que mis dos padres se sentaran a mi mesa y haberles visto y oído sentir lo que mi trabajo les aportaba, porque en mí hay mucho de ellos. Ahora, me gustaría sentar a la mesa a quienes tienen el poder político y económico para hacer que muchos procesos mejorasen en este mundo.

Estás en forma, corres incluso maratones… ¿cómo es tu rutina de entrenamiento?
No corro a diario porque que mi día a día no me lo permite. También porque correr todos los días no es lo mejor para el cuerpo. Corro al menos tres días a la semana, y si me falta un día por agenda de trabajo o familia, sin obsesionarme, trato de recuperarlo. Voy al gimnasio siempre que puedo, en Denia y en todos los hoteles en los que estoy cuando viajo. Además me encanta correr por las ciudades que visito.

¿Qué ‘guarrería’ nos sorprendería saber que te encanta?
Me gustan mucho las chucherías.

¿Qué otras pasiones tienes más allá de los fogones?
Amo el arte y el diseño. Me gusta la música y la disfruto muchísimo de cualquier género, además como dato anecdótico, os cuento que cuando llegué a Denia de niño soñaba con ser Dj.

¿Nos recomiendas una película y una novela con temática gastronómica?
Para leer "Como agua para chocolate" y cualquiera de las novelas de Anthony Bourdain. En cuanto a una comedia divertida, recomendaría "Entre copas" o "The Hundred-foot journey".

¿Cuál crees que será la tendencia gastronómica dentro de una década?
No habrá una, habrá muchas y con fuerza. Tantas como sensibilidades y grandes talentos que las lideren. Parece claro que el valor del territorio y su cultura, así como los productos seguirán siendo un valor en alza, lo autóctono y las pequeñas producciones. También seguirá en alza una clara sensibilidad a cuidarse y a alimentarse de manera sana. La alta cocina tal y como la entendemos seguirá, claro que sí, pero seguro que también habrá una nueva corriente que hará resetear muchos parámetros. Los siguientes diez años van a ser increíbles.

Eres un amante de la estética, ¿qué tiene que tener un plato para tener estilo?
La composición estética y plástica (en lo vistoso del plato) es la suma de sensibilidades, conocimientos y sobre todo de elegancia natural. Aquello que se expresa de manera armónica, de la calidad en las materias y en la ejecución perfecta de las cocciones, eso unido a un estilo único, propio y diferenciado el valor de un estilo.

¿Y qué tiene que tener un hombre para tener estilo?
No creo haya un dogma de fe para ello. La ropa acompaña al hombre, lo identifica y lo embellece. Pero el estilo de un hombre no está en su ropa sino en su fondo.

¿Cómo definirías el tuyo vistiendo?
Tengo una base del estilo clásico, refinado. Además compuesta de detalles contemporáneos, que se han convertido en una manera u otra en mi señas de identidad. Me gusta vestir de trajes de corte tailored, con pañuelos, corbata fina o media con pinza. El calzado es fundamental, me encantan los zapatos y jugar estéticamente con los calcetines. En fin, también hay días para todo y me gusta el estilo sport o casual, siempre con elegancia y bien conjuntado.

¿Un referente masculino de elegancia? (actores, músicos…)
José María Manzanares, Jon Kortajarena, Tom Ford, Ryan Gosling, Pep Guardiola.

Alguna revista te sitúa entre los 25 hombres más elegantes de España. La elegancia ¿se tiene o se consigue?
Me halaga que me consideren entre los hombres más elegantes del país, es un bonito reconocimiento. En relación a la pregunta... considero que habrá de todo.

¿Cuáles son tus marcas de ropa preferidas?
Tengo muchas, depende del momento, y también me gustan los trajes de sastre a medida.

¿Cuál es el mayor capricho que te has dado en cuestión de ropa?
Un vestidor exclusivamente para mí.

 

AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Si continúa navegando se considera que acepta nuestra política de cookies. Aceptar Más información