Así hemos llamado a nuestra gira por Europa, un viaje que nos permitirá compartir con amigos momentos únicos.

¿Que nos ha llevado a emprender esta gira por el viejo continente?

En años anteriores tuvimos la suerte de cocinar en algunos países de Asia y América Latina. Este año quisimos volver a Europa por distintos motivos.

En nuestros últimos viajes por países de Europa hemos encontrado una gastronomía más auténtica, personal, reivindicativa y comprometida. Cocinas y casas donde se puede aprender y mucho. Ademássentimos, vivimos y cultivamos la pasión culinaria que nos hace afrontar este oficio duro y complejo con ilusión y frescura cada día.

Esas cocinas en muchas ocasiones las crean chefs que con el tiempo se han convertido en amigos. Amigos que han abierto sus casas generosamente para cocinar esta amistad.

Primera estación: De Librije

Mi equipo viaja hasta allí con maletas llenas de tesoros, compartimos días, visitamos sus mercados, campos, ríos o mares, entramos en sus lonjas, aprendemos sus sistemas de trabajo, analizamos ambas realidades y las ponemos en valor. Nos apoyamos y construimos un menú que pretende seducir a clientes nativos que conocen poco mi obra y casa, y que sin embargo conocen mucho las suyas y/o aprovechan este momento para conocernos a los dos. En definitiva retarnos y alimentar sueños en nosotros y los comensales.

La familia De Librije en Zwolle, de nuestros queridísimos Jonnie y Thérése Boer, nos dio la bienvenida de una manera muy especial y única: un paseo por sus orígenes, Giethoorn, el pueblo natal de Jonnie. De vuelta a Zwolle una cena en familia y a descansar.


El día siguiente, tras un desayuno espectacular, nos metimos en la cocina.

Comenzamos la preparación y coordinación de equipos: diseño de menú, elección de vinos, selección de vajilla, lista de la compra. No es fácil, pero es muy ilusionante.

Meeting del equipo de sala en el que Didier Fertilati y José Antonio Navarrete tuvieron mucho que decir, comida de familia y ¡empezamos! Dos equipos distintos pero unidos por la misma pasión y el mismo motivo. Unos clientes entregados y muy ilusionados. En la cocina y del equipo Quique Dacosta Restaurante estuvimos Juanfra Valiente, Carolina Álvarez, Andrea Antonini, Angiolina Sumaria y yo.

Todo salió genial, los equipos contentos y el objetivo cumplido: clientes felices.

Nuestro territorio

Llevamos un trocito de nuestro ADN a las mesas de esos comensales holandeses que confiaron una vez más en nosotros. Para nosotros es muy importante seducirles, queremos que vengan y disfruten de nuestro territorio, que vivan una experiencia más amplia, darles la bienvenida en nuestra casa. No estamos tan lejos, sólo 2 horas de avión separan Ámsterdam de Valencia.

¡Seguimos!

Gracias a todos los implicados tanto en España como en Holanda.

Es un lujo encontrar personas comprometidas, trabajadoras y de tal calidad humana.

Esto no hizo más que empezar. Siguiente parada en la casa de mi admirado amigo Andreas Caminada. Su castillo de Schauenstein, también con tres estrellas en Fürstenau (Suiza), nos emociona muchísimo.

Mientras os espero cada día en Quique Dacosta Restaurante con nuestro #DNALabúsqueda.

 

AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Si continúa navegando se considera que acepta nuestra política de cookies. Aceptar Más información